El foco del sismo se localizó a 9 kilómetros al noreste del distrito de Antabamba, en la región de Apurímac, con una profundidad de 92 kilómetros.