Super Mensajes

Pudo ser una tragedia. El piloto francés de Fórmula 2, Isack Hadjar, estuvo a punto de estrellarse a toda velocidad contra su rival, el japonés Ritomo Miyata, durante sesiones previas al Gran Premio de Mónaco.

El conductor iba a más de 200 km/h por el famoso túnel del circuito, sin percatarse de que su colega había reducido su velocidad hasta prácticamente estar detenido en la pista. A último segundo, Hadjar viró el timón y logró evitar el impacto.

La impresionante maniobra fue halagada por la prensa especializada, que destacó los reflejos del piloto francés para evitar un accidente que muy seguramente pudo haber tenido consecuencias fatales.

Polémica en Mónaco

Lo ocurrido ha causado gran controversia en redes sociales y entre entendidos en automovilismo, ya que se acusa a Isack Hadjar de no haber visto las banderas amarillas que le mostraron los comisarios del circuito, que le indicaban que había un vehículo con problemas en la pista; por lo que debió haber reducido la velocidad al ingresar al túnel.

Las críticas también alcanzaron a Ritomo Miyata, al que cuestionan no haberse apartado del circuito apenas presentó problemas con su monoplaza.