Policía y serenazgo del distrito de Chilca intervinieron dicha reunión social, donde unas 18 personas consumían bebidas alcohólicas y no respetaban las normas sanitarias para evitar la propagación de la COVID-19.