Francisco Palomino, de 39 años, llegó a su local de votación al mismo estilo de “robocop”, pero utilizando plásticos reciclados que convirtió en una especie de "armadura". “Estoy haciendo uso de esto, para incentivar a la gente a que recicle”, señaló.