Glovo asegura que el ciberdelincuente no ha robado los datos de las tarjetas de crédito.