Los fundadores del laboratorio alemán BioNTech señalaron que en los próximos 12 meses se verá cómo un creciente número de países -tanto desarrollados como en vías de desarrollo- alcanzan esa inmunidad de rebaño gracias a las vacunas contra la COVID-19.