Las cifras de ocupación de ucis que se manejan en esta tercera ola de la pandemia son menores que las de la primera, aunque superiores de las de la segunda de noviembre.