Facebook considera que la nueva política de iOS implementada por Apple afecta las ganancias de los desarrolladores de apps.