Reporte del Human Trafficking Institute muestra el aumento de víctimas captadas por redes sociales.