Por el momento, solo el bitcoin y no otras criptomonedas se establecerán como monedas de curso legal. Todo agente económico deberá aceptarla como forma de pago.