El Salvador se convertirá en el primer país en aceptar el bitcoin en cualquier transacción con el fin de atraer nuevas inversiones.