El cambio beneficiaría actualmente a cerca de 10 millones de personas en Alemania, los 6,8 millones que ya han recibido las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19 y los cerca de 3,1 millones que han superado la enfermedad.