El laboratorio estadounidense Johnson & Johnson  anunció que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó una ampliación de la vida útil de su vacuna contra el COVID-19 de tres meses a cuatro meses y medio.