El servicio de comercio electrónico considera que los pagos son seguros gracias al Blockchain y pueden tener cabida en sus plataformas.