La vicepresidente envió una carta notarial a Ricardo Belmont, luego de que este afirmara que la ministra entregó dinero a medios de comunicación para que la favorecieran en caso el presidente Pedro Castillo fuese vacado.