Facebook dejó sin noticias a Australia durante cinco días en rechazo a la ley estatal que obligaba a pagar a los medios. Google, en otros países, está llegando a acuerdos con ellos por sus noticias. ¿Seguirá expandiéndose esta tendencia?