El lateral Dani Alves, defensor y capitán de Brasil, dijo este viernes que la derrota 1-0 ante Camerún en la última fecha del Grupo G significa un "llamado de atención" para su selección, que sueña con el hexacampeonato mundial en Qatar 2022.

"Es un llamado de atención, un alerta de que no existen rivales débiles", afirmó el exlateral del Barcelona tras perder con el equipo reserva que Tite puso para enfrentar a Camerún, después de asegurarse la clasificación a los octavos tras vencer 2-0 a Serbia y 1-0 a Suiza en los dos primeros partidos.

"Ahora empieza la fase en la que no podemos cometer ningún error", añadió Dani Alves, que con 40 años se encuentra libre tras acabar su vínculo con los Pumas de México.

"Es bueno que (la derrota) ocurra ahora, para que sirva como alerta, porque a partir de ahora se disputa centímetro a centímetro dentro de la cancha. (Espero) que tomemos esto como una lección", añadió.

La "Canarinha", que sueña con el hexacampeonato mundial en Qatar 2022, enfrentará en los octavos de final a Corea del Sur, que antes había superado a Portugal por 2-1.