Las taricayas son una especie de tortugas que antes eran víctimas de traficantes de animales y se encontraban en peligro de extinción. Con esta iniciativa ahora viven en adecuadas condiciones y son parte del desarrollo sustentable de las comunidades.