Los detenidos, acusados de formar parte de una "organización criminal", son acusados de utilizar criptomonedas para "blanquear dinero" procedente de estafas por teléfono e internet.