En paralelo, Chile lleva a cabo uno de los procesos más exitosos del mundo, con más de 8 millones de personas (más del 54 % de la población) inoculadas con al menos una dosis contra la COVID-19 y más del 45 % recibió ya las dos dosis.