Compuesta de heliostatos, paneles solares y la segunda torre más alta de Chile, Cerro Dominador se consolida como la primera planta de energía termosolar en la región.