El local funcionaba en un ambiente oculto de un restaurante de pollos a la brasa. Todos los intervenidos fueron llevados a las comisaria de Boca Negra y se les impuso multas de más de 380 soles.