El exministro de Salud de Brasil Luiz Henrique Mandetta destituido por contrariar a Bolsonaro al insistir en las cuarentenas para contener los contagios por COVID-19, lamentó que las recomendaciones no fueron escuchadas por el Jair Bolsonaro, líder de una negacionista ultraderecha que hasta hoy rechaza los confinamientos y mascarillas.