El número de muertos a causa del nuevo coronavirus se cuenta por decenas todos los días y los hospitales funcionan al borde del colapso. Al hospital Honorio Delgado Espinoza llegan cada día más 100 personas en busca de ayuda, el personal de salud recibe agresiones y amenazas con cuchillos y llave de ruedas.