El FBI advierte que se trata de un delito. En los foros advierten que puede convertirse en el "documento más falsificado de la historia".