La empresa surcoreana Samsung comenzará a producir y enviar pantallas flexibles OLED a otras compañías tecnológicas, y la lista de solicitantes ya se ha filtrado.