Super Mensajes

Custodiado por agentes policiales y con grilletes en sus muñecas, Joel San Martín regresó al lugar donde su esposa, la empresaria Patricia Peralta, fue brutalmente asesinada hace dos años, cuando un delincuente le disparó más de 20 veces, aparentemente en un intento por robarles su teléfono celular. Sin embargo, esta vez la situación es diferente; Joel San Martín está detenido porque la policía ha encontrado evidencias que lo colocan como el presunto autor intelectual del asesinato de su esposa.

A San Martín se le acusa de ser el autor intelectual del asesinato de su esposa con el objetivo de cobrar un seguro de vida.

Durante el incidente, un delincuente le disparó más de 20 veces a la pareja después de que le entregaron sus teléfonos celulares. La madre de Patricia Peralta destaca que su hija era una mujer emprendedora y dedicada a su familia.

«Mi hija no fue mala. Era bondadosa. Era padre y madre para sus hijos. Ella se iba a graduar como licenciada de economía, me decía, esta es mi segunda profesión porque será para la empresa”, detalla Victoria Aguero, madre de la víctima.

A lo largo de su matrimonio, Victoria Agüero, notó un cambio en la relación entre su hija y Joel San Martín.

QUÉ DESPERTÓ LAS SOSPECHAS

Las investigaciones revelaron contradicciones en la versión de San Martín y evidencias que lo incriminan.

Después del asesinato, San Martín se apropió de los bienes y propiedades de su esposa, dejando a sus hijos sin ningún apoyo económico. A pesar de esto, San Martín no presionaba a las autoridades para capturar a los asesinos de su esposa, sino que buscaba archivar la investigación para poder cobrar los seguros de vida.