El informe reveló estadísticas de los delitos cometidos por las Fuerzas de Acciones Especiales de Venezuela, cuya existencia ha sido cuestionada por la Organización de las Naciones Unidas.