Polémica. El Gobierno de Venezuela asegura que ha pagado por las vacunas anti-COVID-19, mientras que el sistema Covax de la OMS sostiene no haber recibido el dinero.