Ante la violencia desatada por la represión de las autoridades en Colombia, Shakira decidió pronunciarse y alzar su voz de protesta.