El presidente Francisco Sagasti espera que el Parlamento adopte la propuesta de su gabinete para inyectar dinero a quienes han perdido el trabajo desde hace al menos tres meses.