Con un doblete de Riyad Mahrez, el equipo de Pep Guardiola instaló su nombre en Estambul. El español disputará su tercera final como DT.