López Obrador prometió que “no se va a ocultar absolutamente nada” sobre tragedia en la capital que dejó 23 muertos hasta el momento.