La mujer pretendía introducir 15 móviles de última generación y 30 bolsas de marihuana camuflados en ovillos de hilo.