Los futbolistas y el cuerpo técnico del club argentino fueron retenidos durante varias horas en el aeropuerto de Salvador tras detectar casos de coronavirus.