Desidia. Gerente de Salud de Arequipa admitió que el lunes le confirmaron el caso de la paciente infectada. Pero le pidieron confidencialidad. El ministro lo reveló tres días después. La gravedad de la situación ameritaba una intervención rápida.