Tras el escándalo por la fiesta en Cieneguilla, Diego Zurek acudió a otra reunión en plena pandemia del coronavirus y generó la indignación de Nicola Porcella.