El informe, que fue elaborado por la consultora Etellekt, sostiene que el número de víctimas iguala a las cifras de las elecciones de 2018.