En Lima. Comerciantes ambulantes, canillitas, recicladores y trabajadores del hogar sufrieron una abismal contracción de sus ingresos durante la pandemia.