El líder de la oposición en India acusó al Gobierno de “ayudar activamente al virus a alcanzar un punto donde no hay otra forma de pararlo”, tras sumar otra vez más de 350.000 contagios en un día.