En entrevista con L’Équipe, el delantero francés alabó la calidad de su compañero, de quien sostuvo era capaz de “convertir un melón en caviar”.