Este 3 de mayo empezó uno de los procesos más importantes contra Apple. De salir favorable, cambiaría las reglas para el sistema operativo que lidera Tim Cook.