Ciberdelincuentes se hacen pasar por famosos en transmisiones de Facebook Live para estafar a usuarios.