Los principales envíos se registraron en uvas, arándanos y paltas, que totalizaron los 2.800 millones de dólares.