Coronel está acusada de dos delitos de conspiración, uno por distribuir narcóticos en Estados Unidos y otro por blanquear dinero.