Estiman que 200 millones de personas viajarán en los próximos días en China. “Si estuviéramos en el extranjero, posiblemente no pudiéramos salir, no nos sentiríamos libres y también sería bastante peligroso”, comentó un ciudadano.