En cuestión. En casi tres décadas de su aplicación, no se reflejó un incremento en la distribución de los ingresos, a pesar del desempeño positivo del PBI. Además, prolifera el abuso de posición de dominio.