Debido a la convulsionada situación política en Colombia, el duelo entre Independiente de Santa Fe y River Plate por Copa Libertadores se postergó.