Roberto Mancini espera que la selección Azzurra llegue, al menos, a las semifinales que se disputarán en el estadio de Wembley.