Los bonos subieron ante un posible aumento de las tasas de interés en EE. UU. con el fin de evitar una caída en la economía del país.